28 nov. 2009

“3er Festival del Libro Arequipa” – Convocatoria para colaborar


Nos llega el programa del III Festival del Libro Arequipa 2009. Lo primero que quisiéramos destacar es la pluralidad que encontramos en la nómina de invitados a un evento, usualmente reservado para los escritores consagrados, quienes, obvio, estarán presentes: Rodolfo Hinostroza, por ejemplo, coincidirá en ese mismo espacio de reflexión y diálogo – ¿no es este el sentido de este tipo de eventos?- con Carlos Germán Belli –uno de los pilares de la poesía castellana- Mario Montalbetti y César Gutiérrez. Se anuncia también la llegada de José Kozer –poeta fundamental de la onda neobarroca-, Raúl Zurita – quien anteriormente ya visitara la Ciudad Blanca- o de autores como Ernesto Carrión –autor de Demonia Factory, libro emblema dentro de la nueva poesía latinoamericana –, Paula Ilabaca –una de las protagonistas de la “novísima” chilena- o Damaris Calderón –poeta cubana radicada en Santiago, y que en los últimos años publicó libros tales como Duro de roer y Los amores del mal. Pero no todo viene de afuera. Para destacar las participaciones de Mónica Belevan –joven escritora limeña-, José Carlos Yrigoyen y Paul Guillén.

Pero no todo es poesía, en el III Festival del Libro Arequipa 2009, parecieran borrarse las diferencias entre “andinos” y “criollos” pues en la nómina encontramos a Miguel Gutiérrez –El mundo sin Xóchtil- y Alonso Cueto - Premio Herralde de Novela 2005, autor de libros como El vuelo de la ceniza o La batalla del pasado.
Ni tampoco todo es literatura. Magaly Solier, por ejemplo, estará también para tener un encuentro con los niños o para hablar sobre Warmi, su reciente producción discográfica. Se anuncia también a Julio Cottler, quien junto con otros intelectuales de la talla de Henry Pease, Pepi Patrón o Aníbal Portocarrero, estarán junto al grupo Teatro del Purgatorio (Bolivia), al humorista Carlín –quien presentará una muestra con lo más destacado de su producción gráfica- o comunicadores como Raúl Vargas y Augusto Álvarez Rodrich. No se trata –nos explican- de un evento en el cual los protagonistas de la escena cultural arequipeña asistan como meros espectadores. Autores como los jóvenes Orlando Mazeyra, Juan Yufra y Álvaro Fischer presentarán sus libros y se anuncia también dos antologías –una de narrativa, otra de poesía- donde se reúne lo más valioso de la producción local.
-Este es el primer paso –nos dicen también. Parece ser que la idea de hacer de Arequipa “la capital cultural” o “la ciudad del libro” no es simplemente una utopía. mas información AquÍ 

19 nov. 2009

EL PERRO DEL HORTELANO DE ALAN

A propósito del artículo de Alan Garcia "El Síndrome del Perro del Hortelano". No se trata del que no come ni deja comer. Como lo contó mi abuelo, refiriéndose a su padre. Se trata de un perro fiel que cuidaba la huerta de su amo para que no se roben las hortalizas ni se coman las gallinas. Mi bisabuelo medía dos metros y duró casi 100 años.

La extrema pobreza en el Perú, es consecuencia de la ausencia de los espirales de creatividad social. Es simple. Los bienes materiales, impulsan mejores condiciones de vida saludables, y las personas saludables permiten mejores significados y nuevos conocimientos. Estos úlitmos, a la vez deben permitir mejores bienes materiales. Asi sucesivamene. Estos procesos, muy bien se aplican en países desarrollados.
Los recursos naturales son parte de nuestros bienes materiales, la gente aprovecha sus beneficios, pero no los utiliza para generar nuevos conocimientos que permitan explotar mejor los nuevos recursos naturales. En un espiral de creatividad, debió existir: las empresas productivas, las escuelas técnicas y de formación y, los institutos de investigación. Si utilizamos inversión que incluye capitales, conocimientos y tecnologia de otros lares y países, para explotar recuros naturales en una región nuestra, es obvio que las personas de esa zona, tambien se convierten en recurso natural con respecto a esos capitales y conocimientos. Pues, no son parte de un Espiral de Creatividad, por el contrario, serán víctimas de un Espiral de Corruptividad. Los resultados desastrosos de estos espirales de corruptividad, se ven a montones en todo el país.
Alan García, no comprende la dinámica de la creatividad que impulsa el desarrollo de nuestros pueblos. Tiene una visión global distorsionada, es obvio que se inclina por ser parte de un espiral de creatividad de otros pueblos: el americano, alemán o japonés. Ellos tienen los significados y los conocimientos, que si los utilizan para obtener mejores bienes materiales y por ende mejorar la calidad de vida de sus gentes y luego crear nuevos conocimientos. Vamos entendiendo la verdadera falacia que se vende con el "perro del hortelano" de Alan, no del perro fiel que cuida la huerta de su amo.
Veamos al interno del país nomás. Una gran acumulacion de bienes materiales, como en un barrio miraflorino, no es soporte para generar nuevos significados y conocimientos de las gentes que dieron origen con su trabajo a esos bienes materiales. Por lo tanto, no hay conocimientos nuevos para invertir nuevamente en explotar cada vez mejor los recursos naturales. Al no cerrarse el ciclo, los pobladores o familiares que se quedaron en el campo, sea en la campiña costeña, andina o selvática, al quedarse sin el recurso, y no tener de retorno nuevos conocimientos y capitales que ellos manejen, aumentarán cada vez mas su pobreza, hasta quedar solamente con sus cuerpos escuálidos en condiciones de vida materiales miserables. Es claro, que son los espirales de corruptividad los que nos ha llevado a la miseria de mas de la mitad de peruanos.
El espiral es simple: nuevos conocimientos (Investigación), formación masiva en los nuevos conocimientos (Escuelas Técnicas y Escuelas de Formación), aplicación de estos conocimientos (Talleres, Empresas Productivas). Los productos y bienes creados, deben servir como base para seguir buscando nuevos conocimientos. Asi sucesivamente. Pero si la riqueza generada se lleva al exterior o despilfarra, sin invertirla en la creación de nuevos conocimientos y tampoco en educar a millones de peruanos, asi como en mantenerse saludables; estamos frente a espirales de corruptividad. Eso es precisamente, lo que las políticas del "perro del hortelano" de por siempre vienen logrando, desde la epoca de la conquista española. Simplemente ahora, lo que buscan es hacer el espiral de corruptividad mas profundo. Hacer creer a la gente que extrayendo y vendiendo los recursos naturales, mediante inversión extranjera, lograrán su bienestar, niega la verdad que cualquier inversión es parte de un espiral de desarrollo, pero ¿de quién? obviamente de otros pueblos que están en otros continentes. Es una manipulación falaz.
Nada es gratis, el desarrollo de los pueblos será fruto del esfuerzo interno y, los capitales como componente de la inversión, cuando se requieran deben ser producto de nuestra orientación y nuestros conocimientos. Si el capital viene orientado por conocimientos de otros pueblos, la inversión no es productiva para la gente, sino por el contrario es una inversión corruptiva.
Si el Presidente Alan García y sus ministros reflexionan sobre una experiencia sencilla, como producir ellos mismos su alimento diario, haciéndose la idea que se encuentran en un lugar donde solamente tienen recursos naturales, se podrán dar cuenta que supervivirán aquellos que tienen los conocimientos para producir los alimentos, y si hacen investigación, producirán cada vez mejores alimentos, pero si les roban sus alimentos o los despilfarran, sin meditar ni investigar, les sobrevendrá la miseria humana. ¿Cuántos peruanos realmente no producen ni siquiera lo que comen, pero si estan muy bien alimentados? Ahora comprenderán que el perro del hortelano se anda robando los alimentos de quienes los producen.
Las tareas de los verdaderos gobernantes, de hombres y mujeres de las nuevas generaciones son GENERAR ESPIRALES DE CREATIVIDAD SOCIAL: BIENES MATERIALES DE CALIDAD - PERSONAS SALUDABLES - NUEVOS SIGNIFICADOS Y CONOCIMIENTOS. Asi como, impulsar la INVERSION PRODUCTIVA y no la INVERSION CORRUPTIVA.
informate más Aquí    Leer el Artículo del Presidente Alan García aquí  

16 nov. 2009

"FIESTA CULTURAL EN HONOR AL VATE HUANCANEÑO






A puertas de celebrarse los cincuenta años de actividad literaria del connotado escritor huancaneño José Luís Ayala Olazával -tiempo en el que se ha dedicado en escribir la realidad social además de promover la cultura andina en todas sus manifestaciones-, este jueves 19 de los corrientes se llevará a cabo con toda normalidad a las 15:OO horas, la primera exposición colectiva de la pintura huancaneña, de los artistas plásticos Javier Luque Mamani, Arturo Toledo Gonza, Edgar Gómez Mamani, Hernán Gil Mamani y Denis Quispe Valencia, considerados como los reconocidos en la pintura huancaneña contemporánea.

José Luis Ayala Olazával, a quien el poeta huancaneño Fernando Chuquipiunta Machaca, en coordinación con el director de la Unidad de Gestión Educativa Local de Huancané, Leoncio Sejje Mamani le rendirán un homenaje sui géneris con una nutrida actividad cultural-, donde el ilustre escritor José Luis Ayala ofrecerá en esta oportunidad un recital poético, conjuntamente con los escritores puneños José Paniagua Núñez (JÓSPANI), Feliciano Padilla Chalco, Jorge Flores- Áybar, Boris Espezúa Salmón, Alfredo Herrera Flores, Fidel Mendoza Paredes, Walter Paz Quispe Santos, respectivamente.
El homenaje a José Luis Ayala es una muestra en cuanto a la importancia del quehacer literario y la dimensión lírica de sus poemas, que conservan desde ya algunos adeptos imprescindibles que han evidenciado un estilo semántico en la literatura puneña, dijo Fernando Chuquipiunta Machaca, al indicar que en los próximos meses estará publicando su cuarto libro de poemas denominado “La voz de los Silentes”, libro que será dedicado en memoria a su querido padre, Sandro.
José Luis Ayala escribió sus primeros libros, cuando por aquel entonces eran restringidos los espacios culturales, así como también era supuestamente imposible tener un nombre en el mercado del arte para escritores neo vanguardistas del sistema globocolonizador, puntualizó Fernando Chuquipiunta Machaca, tras indicar que José Luis Ayala viene representándonos exitosamente en los países más importantes del orbe, dijo.Sin embargo, la Municipalidad provincial de Huancané encabezado por el burgomaestre Alex Gómez Pacoricona y los regidores no vienen fomentando ningún tipo de actividades por el bienestar de la cultura chiriwana, debido al desconocimiento de una política cultural coherente, renovadora y plural.
Cabría señalar además que esta hermosa provincia de Huancané es considerada por antonomasia como la cuna de poetas, entre ellos se encuentran: José Luis Ayala, Gloria Mendoza Borda, Julio Abelardo Luza Gironzini, Leoncio Luque Ccota, Fidel Mendoza Paredes, Gabriel Apaza Mamani, entre otros.
MÁS DATOS:
- Los grupos musicales como: “Qhana Uma, Los Huayruros, los intercontinentales los Aymaras y el conjunto de sicuris Proyecto Pariwanas”, amenizaran el evento cultural en Huancané.
- “La primera exposición colectiva de la pintura huancaneña” podrá ser visitada hasta el domingo 22 de noviembre en el club social “Lawn Tennis” de esta localidad de 11 am a 6pm. El ingreso será libre.
- Cuatro grupos musicales se sumarán para amenizar en la fiesta cultural, en honor al escritor hunacaneño José Luis Ayala Olazával.

15 nov. 2009

Huesos y pájaros de angustia: Códigos identitarios en la poesía de Boris Espezúa



Por:Darwin Bedoya

No puede repasarse la trayectoria poética de Boris Espezúa Salmón (Puno, 1960) —y tampoco entender de manera cabal sus poemarios— sin dejar de lado, ni siquiera de manera muy brevísima, el papel que representan en ella la vanguardia (Considero signos de la vanguardia, por ejemplo: el fragmentarismo, allí donde no se cuestiona la noción de integridad; a diferencia del poema surrealista o futurista o ultraísta, el fragmento parece emanciparse de la totalidad. Cada verso parece tener independencia respecto del conjunto. Además son notorios ciertos rasgos, por ejemplo la leve presencia de Freud y el psicoanálisis, pues debido a ello se pone en relieve un método para abordar los sueños y los actos fallidos del sujeto; es decir, el lenguaje adquiere un papel fundamental. Finalmente, lo que se percibe es una, también, leve crítica radical del positivismo: los positivistas decimonónicos creían ciegamente en la ciencia; en cambio, los vanguardistas desconfían del discurso científico: los surrealistas creen que la ciencia se equivocó totalmente. En contraposición a la ciencia, los vanguardistas revaloraran los discursos del ebrio, del loco y del niño porque poseen otra lógica y son considerados ostensible manifestación de libertad. No hay que olvidar que en el siglo XX se le asigna un papel fundamental a la subjetividad en el proceso de conocimiento desde el punto de la vista de la ciencia.) y el indigenismo-ultraorbicismo de Churata, los cuales han llegado a adquirir un nivel primordial en el seno de su obra. Más allá de la aparente sencillez de la estructura y discurso de sus poemas; inclusive debajo de la tierna docilidad con que los textos se entregan a la mirada del lector, la obra de BES es producto de un esmerado trabajo que puede considerarse estimable debido a la mesura con que se lleva a cabo. Con la salvedad de sus primeros poemarios («A través del ojo de un hueso», Lluvia editores, 1988 y «Tránsito de amautas y otros poemas», Editorial integral, 1990) y debido a esa proeza de la construcción ensimismada que es «Alba del pez herido», puede notarse en el corpus poético del autor un marcado interés por comunicar la experiencia humana recurriendo a una escritura que logra expresar la sublime poesía de lo universal-cotidiano a través de un lenguaje marcado por la vanguardia, la mesura, la claridad y la lucidez de imágenes.

Se puede reiterar que en la obra de BES coexiste una concepción de un proceso siempre inacabado y en permanente estado de perfeccionamiento. Existe una ruta que BES sigue a cada momento: ir de lo íntimo a lo universal. Sin embargo, bajo esta sutil facilidad de su estilo se oculta un océano de resonancias intertextuales que nos obligarían a revisar los textos de su genética textual; pues hay alusiones a los más diversos pasajes de la historia y una profunda y sostenida reflexión sobre la naturaleza humana y las inquietudes que la distinguen: la preocupación por el paso del tiempo, el dolor ante la progresiva desaparición del mundo en que se ha vivido, la sensación inquietante de no haber hecho lo suficiente para detener la erosión que fue arrasando con todo, la sensación de ser testigo del horror en que se vive. Es la suya una obra elegiaca, conmemorativa, reflexiva, absolutamente carente de complacencias. Una escritura que pareciera erigirse después del derrumbe. Sin embargo, hay un hilo conductor en los ejes temáticos de esta poesía: la nostalgia. «Por estas costas del sur corrían caballos blancos/ el sol doraba sus cueros y cuatro pescadores extendían púrpuras redes de caña al poniente.» (Cuatro pescadores). «Aunque ya no vuelvas, cantarás/ cuando tu sombra derribe tus rutas.» (Continuidad), «He vuelto a las calles, maltrechas que llovieron/la partida, / a la media luz de la casa donde un inmenso sol/ cerró mi endebla infancia.» (Pájaro de angustia), «No sé cuántas veces fui un hueso suertero/ no sé qué destino ni qué origen/nos echaron a roer.» (Dos huesos), «Cuando nos borren del todo las horas junto alas arrugas/ y las nubes corran hacia el horizonte/ nos preguntaremos cuánto tardarán en apoderarse de/ nosotros la inexistencia de los sueños.» (Nudo desatado)

En la poesía de BES se atisban los síntomas de los grandes sentimientos, pero especialmente las conmociones de un asunto identitario, estos dos coros en su poema «El eco de la derrota» nos muestran esta aserción: «Al son del tambor de piel del anchancho y de la flauta de hueso de piel de puma.», «al son de la tarka de caña oblicua y de la tarola de cuero de chinchilla.», «Es la herida cósmica del Pez de Oro/ desbrozo de fuego y totoras perpetuas/ la que habla desde el lago/ por un grito de tambor de piel de puma besando las albas en piedras eternas/ para conjurar con el tiempo una nueva luz/ y extinguir todas las sombras.» (Alba del pez...), «Vivo dentro del lago y en hondura milenaria/ donde la voz de los dioses penetran/ sin mojarse al fondo de lo sagrado» (Monólogo dentro del lago), «Mayo viene con misterios y arrecifes dentro/ de una fe que salpica mixtura y serpentina.» (Las cruces), «El granizo descarga nuestras aguas contenidas/ para regresar con los adioses y enfrentarnos a la adversidad.// Ningún dios se muere si conjugamos junto al fogón/ amasijos de retablos y muros de sueños pircados.» (Reciprocidad), «Por quién sino por ti el signo del continente/ pervive en su lengua germinal y bronca/ deben estas hilachas de arcilla y una raíz/ dorada donde hinchamos el respiro.// Al centro del oro que llora América/ desprendida peleando con los rayos.» (Canto al pez de oro) A veces aflora una extrañeza promiscua no obstante presente y familiar; un «contenido» excluido pero que no cesa de desafiar los límites que lo confinan, que lo expulsan más allá, al otro lado del sentido, del discurso y de la identidad, pero no más lejos de un código que eterniza en un lugar. El discurso de lo innombrable: parece una contradicción, empero, supongo que es algo más –o menos– que un desajuste lógico. Esto supone también que se trata de una estrategia de invasión de aquello que ha sido confinado, y que no deja de desafiar y de resistir, desde el borde de su confinamiento, produciendo marcas y señales en el territorio que había sido recorrido. Pero es que ese territorio sólo se configura si aquel residuo permanece excluido. Es la exclusión el principio que lo funda y lo sostiene. No hay advenimiento del lenguaje sin represión primaria, dicho en términos de Jacques Lacan; no hay, pues, discurso, sin exclusión, sin prohibición, sin confinamiento.

El poeta contemporáneo, entendemos entonces, se encuentra indefectiblemente entre ambos polos, navegando en el océano de lo incierto—y de la incertidumbre. Pero el poeta también se encuentra aquí, como habrá de verse (Tiempo de cernícalo), fuertemente apegado a la realidad, incluso a la más dura. Antes que vanidad, antes que fatuo jugueteo de las palabras, hay en el lenguaje de BES una espontánea humildad creativa. Creo que este dinamismo puede explicar, al menos desde esta perspectiva epistemológica, un fenómeno tan ambivalente y múltiple, tan imprevisible y, contrariamente a lo señalado: violento. Es que esta manera de elaborar el discurso como la práctica poética que desarrolla BES en su trabajo literario, es un asunto que nos conlleva a un territorio que no se configura sino en su desconfiguración. Una zona que no es sino en su permeabilidad y su posición dudosa. Una práctica que no se produce sino en deuda con su propio quebrantamiento, con su propio desconocimiento, con su modo de desnaturalizar los hábitos que la configuran y la identifican. No hay poesía sin vacilación, sin desequilibrio, sin travesía: a esto he denominado una estrategia de invasión; lo que en términos kristevianos, podemos llamar una existencia desposeída de la lengua en la lengua.

La génesis de la poética de BES trasciende el tono exaltado e idealizador con que se llega a abordar la infancia para retratarla como un territorio en conflicto en el que ya se halla el germen de las tensiones futuras. No hay armonía posible en el presente posterior a ese pasado. La simpleza de su poesía no queda incólume luego de transitar por esa selva de desasosiego y pretensiones escurridizas que no es otra realidad que la sociedad de su tiempo. Son el escepticismo y la falta de complacencia tan distintivos en la obra de BES lo que lo hacen decir lo que tantos hemos sentido al mirar hacia nuestro origen: frente a esta realidad quién puede dejar a un lado la nostalgia por un regocijo inmarcesible.

Conviene subrayar, la periodicidad y la contextualización de esta poesía: en el arco temporal que cubre la poesía de los 80 en Puno (Lolo Palza, José Velarde y Alfredo Herrera) y lo que significó «A través del ojo de un hueso» y «Tránsito de amautas y otros poemas», escritos entre los años 80 y 90, es en esta época que el Perú remoza hondamente su tradición poética, y lugares como Puno, no estuvieron ajenos a este aporte con voces como la de este escritor. La poesía de BES posee signos de epicidad y albures y nexos que parten desde «La Ilíada» hasta poetas peruanos (Vallejo, Abril, Eielson, Varela, Verástegui), pasando por latinoamericanos como Huidobro, Borges, Neruda, Paz y latinos como Horacio y Catulo; pero deteniéndose en escritores como Churata, Peralta y Oquendo, también considerando poemas orales, tal vez desde la época de purunpacha, hasta los harawicus, hayllis, aymorais y otros cantares andinos. La poesía de BES se sostiene en un soporte identitario bastante considerable y goza de una arquitectura con raigambres telúricas y broncas amalgamas.

2 nov. 2009

"oasis descanso de la vida" revista de literatura y cultura en puno





por: fernando chuquipiunta


Mientras alguien sueña en Puno, estaremos salvados. Existe una cúpula de jóvenes talentosos que, sin duda alguna, batallaron contra toda adversidad simultánea, hasta poder publicar una hermosa revista literaria dedicada al mágico mundo de las letras. Tal es el caso de este grupo de jóvenes que han plasmado, contra viento y marea, en homenaje al consagrado poeta andino Efraín Miranda Luján y bajo su sombra resplandeciente: “OASIS”.

Ellos son Alan Ever Mamani, José Muñoz, Wilfredo Juli, Ubaldo Quilla, César Machaca, estudiantes de la Universidad Nacional del Altiplano, quienes llenaron de estrellas el universo.

Trabajos de Bladimiro Centeno Herrera, Boris Espezúa Salmón, José Luis Ayala Olazával, Fernando Chuquipiunta Machaca, Javier Núñez, completan el material de este segundo número, que trae una singular iconografía debida a la pluma de los búhos herejes

Esta revista literaria llamada “Oasis” surge como una necesidad agónica de verdadero clamor popular, de querer también participar activamente en el proceso de cambio de nuestra vasta literatura puneña, a fin de lograr, en tal búsqueda, nuestra verdadera identidad nacional.

En suma, leer “Oasis”, Revista de Literatura y Cultura resulta una experiencia grata como ilustrativa. Al mismo tiempo, es saber que en la ciudad lacustre de Puno, es posible además tener fe y esperanza en una juventud con formación académica y con firmamentos filosóficos de evidente calidad literaria.

Para ellos va nuestro fraterno saludo de bienvenida a este difícil trajinar entre las cosas bellas y las cosas malas. Asimismo le deseamos un creciente entusiasmo y una larga vida en la senda quimérica de estos novísimos poetas que denotan el querer hacer las cosas bien

“Amantaní en el Titikaka”



Desde hace poco tiempo o mejor dicho, desde que las directivas de los diversos concursos públicos nominan cierto puntaje a ese rubro de “Producción Intelectual”, Puno, se ha convertido en la ciudad de mayor producción intelectual, realmente somos una fábrica de intelectuales, que hasta se han creado sellos editoriales por ocasión y lo han hecho para engrosar el file personal.

Pero, en esta columna, no rendimos homenajes a aquellos que no se lo merezcan, ni comentamos “sus ensayos de libros”. Espero me disculpe el profesor Marcelino Yucra Pacompía, por colgarme de su solapa, y me atreva a decir eso, precisamente al comentar su libro. Que por cierto no es el caso, ya que “Amantaní en el Titikaka” es un bello libro por la edición y cuidadoso por la información que presenta.

Marcelino Yucra Pacompía, ha sabido medir la temperatura exacta del espíritu del poblador de Amantaní y ha dado forma, como un verdadero ceramista, la descripción de la bella isla que adorna al Titicaca, se trata de una rara belleza perfecta como lo es su libro y la isla de la que trata, simpática creatura que anda por las calles haciendo alarde de pulcritud, precisión y cariño.

Se trata de una monografía con datos necesarios que nos permiten, a los puneños y extranjeros, saber más sobre una isla tan bella, con tanta riqueza y calidez humana, a través de sus páginas transcurren como si se tratara, por el lenguaje, de un manantial puro y limpio: la geografía, los recursos naturales, la historia y las potencialidades. El libro, va acompañado también de hermosas fotografías que nos ilustran sobre la importancia del paisaje.

Y sea, que quizá nadie se ha puesto a pensar que el paisaje es muy importante en la vida de un pueblo, de una sociedad. Si no existe un paisaje sus habitantes se estresan, y terminan siendo cotidianamente deshumanizados. “Amantaní en el Titikaka” es un libro valioso, un aporte al conocimiento de la cultura regional, a cuya difusión todo puneño debe contribuir, sin mezquindades propias del alma enferma.

** Diario los Andes

Churata: el dolor americano




Por:Boris Espezúa Salmón

El Fondo Editorial del Pedagógico San Marcos, ha editado recientemente este libro que aborda la Literatura y el periodismo de Gamaliel Churata, cuya autora es Guissela Gonzáles Fernández, que conoce muy bien Puno ya que en la década de los inicios de los noventa su pesquisas sobre Churata hizo que permaneciera semanas en aquél tiempo con Efraín Miranda y otros amigos comunes. A inicios del presente año estuvo en Puno nuevamente, a propósito del homenaje que se le rindiera a Efraín Miranda Luján, ella es docente de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y ha realizado un trabajo de investigación sobre la Estadía de Gamaliel Churata en Bolivia, que justamente tiene que ver con buena parte de lo que nos ofrece en el presente trabajo: Un primer segmento del libro está referido a la sección “Esta tierra que duele es la América”, una segunda parte tiene que ver con los escritos de Gamaliel Churata, donde están diversos artículos referidos a textos políticos, de filosofía, literatura y semblanzas, en ésta sección hay artículos cuando Churata usaba el seudónimo de Juan Cajal, una tercera sección tiene que ver el retorno al hogar, relacionado a la estadía de Churata en Bolivia, mediante apuntes biográficos, y la última sección se refiere a escritos sobre la obra y la vida de Gamaliel Churata.

En la presentación del libro que es realizado por Hildebrando Pérez Grande, se señala que: “El presente trabajo no nos ofrece un acoso textual en torno a la obra de Gamaliel Churata, sino un producto sistematizado del discursos de Churata, que nos muestra la imagen completa de un ser pluridimensional”. Del mismo modo en el Prólogo que es realizado por Marco Thomás Bosshard, estudioso de la obra Churatiana, quien señala que: “El acierto de Guissela Gonzáles es no tomar como elemento central El Pez de Oro, es decir el gran y único libro que Churata logró publicar en vida, sino que la autora invierte esta perspectiva, y en vez de partir del análisis de este texto, enfoca el desarrollo discursivo reflejado en los artículos de Churata, los cuales nos facilita el entender su obra síntesis que constituye El Pez de Oro, trabajo que debe realizar de modo más amplio Guissela Gonzáles”, La autora por su parte en una nota aclaratoria señala que: “El texto es una aproximación al ideario de Churata, y que está pendiente realizar un mayor análisis exhaustivo de lo planteado por el autor de El Pez de Oro en los diversos artículos recopilados”. También la autora señala en la introducción que se puede establecer dos momentos en el planteamiento de Churata: En el primero aparece un sujeto que sobre la base del desarrollo de un pensamiento reflexivo propone la constitución de lo americano, pero es un sujeto que si bien se expresa a través del discurso, no llega a problematizarlo. En el segundo momento, a diferencia del anterior se presenta un sujeto que mantiene una compleja relación con su discurso y, a través de él, construye al mundo y se construye a sí mismo; es, en consecuencia, el sujeto del enunciado el que nos interesa. Sin embargo, el análisis del sujeto del enunciado no implica necesariamente un análisis de la enunciación, puesto que el interés está centrado en la reconstrucción de una estructura mental que subyace del discurso de Churata.

Se trata por lo tanto de entender a Churata a través de escritos que mostrarían una evolución de su estética literaria, un amplio abanico de temas que aborda con maestría y dominio del idioma, dervirtuando aquello que alguna vez Luis Alberto Sánchez refiriéndose a Churata había señalado que se trata de un escritor difícil, cuya redacción mostraba tener dificultades en el uso del lenguaje y el vocabulario, pues, nada de ello fue y es cierto y justamente los escritos compilados en este libro lo demuestran así, como también demuestra que efectivamente conoció bastante filosofía, inclusive la hermética, cuando habla por ejemplo de la piedra filosofal, que además fue conocedor de la doctrina católica teniendo un respeto por este credo religioso, que constituyen estos aspectos perspectivas por donde se abre mayores posibilidades de entender a Churata de modo más íntegro. Inclusive en su poesía que para algunos no es convencible, Churata demuestra ser conocedor del alma andina, ser dominador del verso con ritmo interior, de la metáfora simple y enunciativa, donde justamente cifra su proyecto estético en un volver a las raíces, como lo expresó en el grupo Orkopata modernizando la expresión andina, faceta que debiera ser mejor comprendida y valorada por la crítica.

Un aporte interesante de éste trabajo es lo que alude al Título: “El Dolor Americano” cuando se aborda los planteamientos de Churata a través de su máxima de: “ América más adentro hasta la célula” Por ejemplo, o cuando se refiere a que en América debe formarse el idioma Lácteo, ya Churata en estas expresiones consignadas en El Pez de Oro, hacía notorio esta apuesta por la refundación de una estética de lo plural, del otro, que con Mariátegui ya se encaminó a abrir una perspectiva heterogénea que siguió adelante con José María Arguedas y Antonio Cornejo Polar y muchos otros más en nuestro país, que se extiende vigorosa en nuestros días. Este sentido americanista que no es neohispano, ni tampoco de un telurismo o paisajismo andino, es la peculiaridad de Churata y donde se encuentra la raíz de su proyecto estético, que tiene algo de sincretismo, pero, donde prevalece lo auténtico como factor genésico incontrastable de la fuente pura de la creación de lo indoamericano. El dolor por construir esta hermenéutica, es el dolor reflejado en su obra toda, que nos recuerda en parte lo que sintió Pablo Neruda en su “Canto General” cuando buscó a su manera acercarse a este núcleo de lo genuinamente americano.

La obra periodística de Churata, es otra faceta original, que requiere también ser tomada en cuenta, incluso como ejemplo modélico, puesto que se trata de una pluma que nos enseña una posición digna en defensa de lo humano, de lo andino, del derecho a ser auténtico, justo y libre, Son artículos como las de Federico More que tienen la maestría de un periodista que ironiza cuando se debe, se eleva cuando hay de por medio el alma andina para elevarla, critica cuando la injusticia hay que enfrentarla con ideas amplias, argumentativas y deleznables en la razón, en suma se trata de un personaje que aún está por completarse en su verdadera dimensión valorativa, y que el presente libro ayuda indudablemente a asomarse a un hombre que en éste tiempo estaría en la trinchera para seguir adelante en la brega de ver coronado, esa apuesta por la interculturalidad, por establecer un núcleo ético común para luchar por la inclusión, por redimir al hombre de la periferia, y principalmente a valorarlo en una subjetividad y esencialidad que nunca debió de fracturarse.

31 oct. 2009

Homenajearán a escritor José Luis Ayala




Después de varios años los lectores, amigos y colegas escritores del ilustre huancaneño José Luis Ayala Olazával se congregarán el próximo 19 de noviembre para rendirle un homenaje por los cincuenta años de trayectoria literaria, para tal ocasión se llevará a cabo un recital poético dedicado al reconocido poeta aimara.

“Queremos que en este homenaje estén presentes los amantes de la literatura andina que han valorado los trabajos escritos de José Luis Ayala”, mencionó Fernando Chuquipiunta Machaca, organizador del evento cultural, tras indicar que estarán presentes también “Feliciano Padilla Chalco, Jorge Florez-Áybar, Boris Espezúa Salmón, Fidel Mendoza Paredes, entre otros”.

Con motivo del homenaje se ha programado a partir a las 15:00 horas de ese mismo día, la inauguración la primera exposición colectiva de la pintura huancaneña en el citado local, con la participación de los artistas plásticos Javier Luque Mamani, Arturo Toledo Gonza, Edgar Gómez Mamani (Sherif), Hernán Gil Mamani y Denis Edgar Quispe Valencia;

Cabe señalar, que el organizador de este evento es el joven poeta huancaneño Fernando Chuquipiunta Machaca, quien viene desarrollando una activa labor en pro de la cultura en Hunacané, para tal evento viene desarrollando coordinaciones con el director de la Unidad de Gestión Educativa Local, Leoncio Sejje Mamani. Asimismo, los grupos musicales como: “Qhana Uma”, “Los Huayruros” y el conjunto de sicuris “Proyecto Pariwanas”, que amenizarán estas dos actividades.

23 oct. 2009

Poesía y verdad en la obra de Johnny Barbieri


Johnny Barbieri y Alfredo Nicolás en La Habana

Por: Alfredo Nicolás Lorenzo


El poeta avanza, se nos aproxima, nos asedia desde el mismo núcleo del misterio, de lo incognoscible, de su secreto tesoro, de su interior cantera grávida de ensueños y magia trae esos regalos, ese magnífico despojos de su espíritu que son los versos. Pocas veces vivencias de las más nobles que es dable gozar al amante de la poesía logramos escuchar en la propia voz del poeta la teoría de su arte, el desfile de sus normas, y su particular experiencia y sentir acerca de esa expresión suya hecha de amor y de fervor, Porque sólo tenemos para nuestro placer de seres perecederos aquella letra, aquella música que brota de su ánimo, de su creación, aquel perfume que parece perderse en los ámbitos de su aérea arquitectura.

Al escuchar en una tarde luminosa de Mayo acá en la Habana, en el marco del Festival Internacional de Poesía a Johnny Barbieri, poeta peruano de acento brizado de asombro y temblor, y enamorado del mundo; además identificado con el fresco de su coloquio, la esencia y el candor de su poesía exquisita, la fragilidad de la palabra de este poeta que alcanza en ocasiones la rotundidad del acero fino, va desgranado sus meditaciones en torno al hecho poético. Sus imágenes logran ofrecer la más justa y ceñida visión de su glosa a la propia obra, dando claror exposición didáctica a su plática aleccionadora. Sin adoptar posturas de domine, no se rodea de bruma para ser esotérico su mensaje, su charla abre senderos claros para su poesía nimbada de claridades.

El poeta halla de este modo la satisfacción de una fraternidad superior, de una comunicación espiritual de muy alta especie. Para Johnny Barbieri la poesía es transito, traslación, como el árbol cuando hunde sus raíces en la tierra y se eleva, se yergue y levanta sus ramas como brazos hacia el cielo; ese afán de altura, ese anheló de la luz y de lo desprendido es la sustancia de la poesía de este peruano.

Si en la tierra encuentra sustentáculo y apoyatura, en el poeta no puede permanecer, ya que queda como pegajoso amor en el campo. Por eso la poesía causa cambio en el, es una mutación que deja a los seres humanos en su primera condición: la poesía imprime su huella en ellos y los trasmuta y da un impulso que los levanta sobre el suelo.
De este índice primero derivan tres pautas para la poesía, una ha de ser móvil, no es estática, dos ese afán de remontar el vuelo ha de poner ante sí un exacto punto de llegada y por último, cancela sus aristas, purifica su expresión, aquí lata sus elementos en un constante deseo de pureza. A todos nos llega la poesía y la verdadera poesía encuentra asiento en todo corazón humano, yo confieso que los momentos de mayor satisfacción de Johnny Barbieri como poeta, como profesor, como amigo han sido aquellos en los cuales el ha podido observar la forma en que sus poemas se aposentan en los oyentes y en los lectores. Un sentimiento ecuménico, una filiación de comunidad se establece de esta manera entre el creador de poesía y los lectores ávidos de vinculaciones.
Nos quedan todas estas consideraciones en el campo teórico, meramente iconoclasta y mesiánico, Johnny Barbieri nos entrega con ademán y recato de cabal creación, algunos de sus poemas; nadie puede discrepar de esas nociones sobre el arte poético que el autor va desenvolviendo en el curso de su charla, cierta desavenencia cabría existir en otros conceptos suyos acerca de su escritura; porque a fin de cuentas la poesía esta más allá, o más acá de la creación o la expresión suprarreal que mira hacia fuera con cierta ubicuidad poética.

Quedará para siempre en la Literatura Peruana libros como Branda y la Mesón de los Pandos (1993), El libro Azul (1996), MAKA (1999), Jugando a ser Dios (2000), Carne de mi carne (2002), La Virgen Negra (2003), Libro Hindú (2005) y Yo es otro (2007); escrituras que le han dado un reconocimiento nacional e internacional a Johnny Barbieri, a veces he llegado a pensar como es que le va llegando este talento creador a este hombre, a esta personalidad humana, que lo sitúa entre los escritores más contemporáneos del siglo XXI.

Casa de las Américas, La habana 2 de Julio de 2009.
Alfredo Nicolás Lorenzo, Camaguey (1964). Poeta, practica la narrativa y el ensayo. Es fundador de la revista Proposiciones de la desaparecida Fundación Pablo Milanes, ha colaborado en Alforja Poesía y La Voz de Coahuila (México). Actualmente se desempeña como docente, promotor cultural y coordinador de talleres. Es miembro del Taller Literario de la Fundación Nicolás Guillén; aparece en la Antología Sonetos de Amor y otros poemas, (Universidad Autónoma de Coahuila, México (2003) y también en la Revista Hispanoamericana de Literatura del Perú. Ha participado con relativo éxito en concursos internos universitarios de poesía; ha publicado también numerosos ensayos, artículos y material periodístico en su corta carrera literaria.

César Hildebrandt: La mafia literaria




















GONZÁLEZ VIGIL:
Le hacen la vida a cuadritos.

Si el talento se pudiera robar, el renombrado zonzo sería un asaltante.

Por César Hildebrandt.
El sólido escritor Miguel Gutiérrez ha aludido al fenómeno de los escritores que controlan la máquina del mutuo bombo y las páginas "consagratorias" del podrido establecimiento cultural. No es que haya usado estos términos sino que los ha dejado como sembrados en la mente de sus lectores en un diario limeño.
Y sabemos cuán imposible le están haciendo la vida al magnífico crítico Ricardo González Vigil en el califato de Alonso Cueto. Todo porque González Vigil no besa manos de padrinos ni canjea zalamerías ni se presta a rodeos de sobonería auspiciados por las editoriales españolas prestas a editar a cuanto tetudo se les acerque con algo bajo el sobaco.
González Vigil es un hombre honesto y sabio que escribe lo que piensa (y piensa) y que no se deja avasallar por esa medianía vitalicia que apellida Cueto y que tan poco hace recordar a su respetable padre.

Y si no se deja avasallar por este Clemente Palma reencarnado, menos se deja manosear por sus ínfimos acompañantes, esos que han pujado toda su vida para que les saliera un párrafo indoloro, una frase con alas, un adjetivo que no goteara en la micción de un cólico nefrítico.
Por eso es que a González Vigil pretenden arrimarlo hasta volverlo olvido. Y por eso lo vienen consiguiendo.

Él no ha aprobado la prosa rasante de los que viven a la sombra del califa ni se ha mareado por las marquesinas del menú oficial, que excluye y margina todo lo que no proceda de su universo, todo lo que huela a audacia y a pobreza, a ande y a rebelión, a nervio no a cosmética.
Porque, como en todo, esto es un asunto de poder. La cultura oficial que los Cueto dirigen y su soldadesca distribuye es parte del mismo cadáver exquisito del sistema. La literatura del entretenimiento mal parido no puede tolerar que algunos -más jóvenes que ellos unos, contemporáneos otros- le recuerden su estiramiento de difunto rancio y la atmósfera mendaz que le permitió, durante algún tiempo, hacer pasar geranios por orquídeas.
El establecimiento ha nombrado a sus califas. Los ha escogido en el cementerio de las reputaciones literarias. Porque un sistema en el que la podre ha trabajado desde hace mucho tiene que escoger a sus negociantes en la página de obituarios de su diario oficial.
Y allí están ellos en su sociedad de auxilios recíprocos, extasiándose el uno con el cuento del otro, pidiéndole a Bayly que firme un comunicado en contra de este modesto periodista, empleando a ese bufón que arrastra lengua y humanidad en un canal público, haciendo de la literatura un hipo desdichado de voluntad sin talento, ellos, los que pensaron en Vargas Llosa y terminaron en sí mismos, los que soñaron con la gran novela y tuvieron que publicar lo que la mano de la esterilidad pudo alcanzarles.
Por eso un perfecto idiota, recordando a Luis Hernández, escribe: "Lima no te olvida y no te olvidará/ Eres su poeta de añil claridad" y cree que eso es poesía, gracejo urbano, travesura. No, hombre: eso es ser un capón literario, un tronco seco del bolerazo y una enterocolitis del mal gusto.
El guasón de las letras escribe cosas así y entonces viene Jerónimo Pimentel y construye una maravillosa reseña en "Caretas", en donde se pregunta si lo publicado será cierto o será algo inventado por su enemigo Fernando Zevallos ("Lunarejo") y atribuido al prontuario literario del candelejón aludido.
Y como Pimentel se atreve a reír por la cuadraplejia poética del susodicho, entonces vienen los pirañitas de Somos y sus vastas narices y le responden a Pimentel con una nota sobre cómo se ha degradado el debate literario en el Perú, como si Somos tuviera algo que ver con la literatura y como si Pimentel no tuviera derecho de reírse en público.
Y el perfecto idiota dice: "lo que pasa es que Jerónimo Pimentel está picón porque no incluí a su papá en esa antología" (o algo muy parecido).
En efecto, el papá de Jerónimo es Jorge Pimentel, un poeta de verdad que ha escrito textos estremecedores y convertido la angustia en obras de arte y hasta el asma en buena respiración literaria. ¿Le importará a Pimentel, que guarda un silencio pulquérrimo desde hace años, que el sicario achorado de la mafia, el Ramón Sampedro de la poesía, no lo incluya en una selección decorada por sus comentarios?
Por supuesto que no.
Si el talento se pudiera robar, el renombrado zonzo sería un asaltante. Si el talento se pudiera hallar en las tripas ajenas, sería Jack el destripador. Si fuese dable avistarlo en los desagües, sería el nadador subterráneo más olímpico de todos los tiempos. Y si el talento se pudiese regalar, el pobre sería tomado como el ser más avaro del mundo.
publicado en  omnibus

Bryce Echenique, condenado a pagar 60.000 dólares por plagio



La mayor parte de los textos copiados pertenecen a publicaciones españolas
El escritor peruano Alfredo Bryce Echenique fue multado hoy con 177.500 soles (poco menos de 60.000 dólares) por un ente estatal de su país, por plagiar artículos de otros autores para presentarlos como propios en medios periodísticos del Perú.
El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y la Propiedad Intelectual (Indecopi) dijo en un comunicado que de 16 artículos investigados se encontró que 15 habían sido publicados previamente por otros autores en medios españoles, mexicanos y peruanos.
El Indecopi recordó que, al margen de la multa, el plagio es en el Perú un delito para el que se prevén penas de entre cuatro y ocho años de cárcel.
El escándalo comenzó meses atrás, cuando diversos escritores acusaron a Bryce Echenique, uno de los más connotados novelistas de América Latina, de apropiarse de sus artículos para reproducirlos como de su autoría, la mayoría de las veces casi literalmente. Medios periodísticos locales documentaron al menos 26 plagios.

Agobiado por las acusaciones, el autor de Un mundo para Julius, de 69 años, culpó en principio a su secretaria. Cuando ese argumento se derrumbó, ensayó otra serie de alegatos, como por ejemplo que era perseguido por su oposición al gobierno de Alberto Fujimori, a pesar de que él no fue especialmente crítico de ese régimen.
Finalmente la defensa de Bryce Echenique planteó como argumento que no se le podía castigar en el Perú, pues los artículos habían sido copiados de publicaciones extranjeras (sobre todo españolas), a lo que el Indecopi respondió que las reproducciones se hicieron en medios nacionales y por tanto si existe delito en el país.
Las investigaciones de Indecopi determinaron que los artículos presentados por Bryce Echenique como propios en los últimos años habían sido publicados entre 1986 y 2006 en medios españoles como La Vanguardia y El Periódico de Extremadura, en la revista revista hispano-mexicana Jano, en la revista peruana Quehacer y en el portal de Internet contexto.org.
El autor de No me esperen en abril, Tres veces Pedro, El huerto de mi amada o La vida exagerada de Martín Romaña, ganador del Premio Planeta en 2002 y célebre entre otras cosas por sus magníficos retratos de las clases altas del Perú, podrá apelar ante el tribunal del Indecopi, segunda y última instancia administrativa de esa institución.
Es tomada de la revista "el cultural", mas información aquí

ESCRITORA RUMANA HERTA MÜLLER GANA EL NOBEL DE LITERATURA 2009


Herta Müller, una escritora germanófona nacida en Rumania en 1953 y que vive en Berlín desde hace más de 20 años, ha recibido hoy día el máximo reconocimiento que hay en el mundo de las letras universales: el Nobel de Literatura 2009, tomando de esta manera el relevo, del Nobel en lengua alemana, de la austriaca Elfriede Jelinek, galardonada en 2003


Tras más de 27 años de carrera, la escritora alemana de origen rumano, ha sido considerada por “cómo, gracias a su concentración de poesía y franqueza, ha descrito el paisaje de los desposeídos”, premiándose de esta manera a la voz de las minorías alemanas en el centro de Europa.
La prensa europea ha dicho que “con este premio la academia sueca rinde su particular homenaje a quienes lucharon contra la opresión el año del vigésimo aniversario de la caída del comunismo”, ya que, según el jurado, su obra es “una concentración de poesía y franqueza que describe el paisaje de los desposeídos”.
Müller nació en la Rumanía de Ceaucescu, en el seno de una familia de la minoría alemana, una condición que le llevó a vivir entre los dos mundos que significaban los dos idiomas a los que se entregó, el alemán y el rumano. Su primer libro se publicó en 1982 con los recortes impuestos por la censura. Años después, en 1987, se fue a Berlín donde vive desde entonces y desde donde continuó levantando su voz contra el comunismo.
Entre sus novelas más conocidas se encuentran “La convocatoria” y “El hombre es una gran faisán sobre la tierra”. Ni ella, ni sus lectores, esperaban que ganara el Nobel. Cabe mencionar que el último alemán premiado con el Nobel de literatura fue el autor de “El tambor de Hojalata”, Günter Grass en 1999, ¡nada menos que hace diez años!

ENTRE LA LITERATURA Y LO IMAGINARIO, ENTREVISTA A BLADIMIRO CENTENO



Por Fernando Chuquipiunta Machaca

A fines de 2003, el catedrático universitario, Bladimiro Centeno Herrera publicó El imaginario de la Palabra (Estudios literarios-culturales), un ensayo sui géneris que nos llamó la atención por completo, pues en sus artículos hay una propuesta coherente, plural y renovadora. El autor nos concedió esta entrevista.
¿Cómo surge este ensayo literario?
El Imaginario de la Palabra es un libro donde he reunido varios ensayos literario-culturales. Digo literario-culturales porque doy lectura de varias obras literarias que me llamaron la atención desde un punto de vista de los códigos literarios pero también desde el punto de vista de los factores socioculturales que se traducen en dichas expresiones literarias.

¿Del jaiku ahora pasa al micro-cuento?

Bueno, el proceso de la comunicación literaria actual nos exige una forma de textual que implique una economía en el uso lingüístico y codificación de los motivos temáticos sin atentar contra la compleja propuesta cognitiva de todo texto literario. En este sentido, hay dos vertientes de la narrativa corta que se está desarrollando actualmente: el cuento epifánico y el micro cuento que constituye una especie de paralelismo con el jaiku japonés.

¿Qué proyectos tiene?

En estos momentos, estoy concretizando la publicación de mi libro de cuentos Días Secretos en el cual he reunido doce cuentos que considero poseen unidad temática y atmósfera urbana común.

¿Con qué faceta se acomoda más? ¿Cómo escritor o crítico literario?

Ambas facetas me resultan muy útiles y a la vez vitalizantes. Pienso que mi faceta crítica me permite controlar mi espontaneidad creativa. Y viceversa. Mi faceta creativa me permite soltar mi lenguaje crítico-académico que tanto daño hace al lector cuando no integras a un lenguaje más llano.

¿Qué piensas de la crítica literaria en el Perú?

Se aprecia una extraordinaria producción crítica. Aunque todavía falta construir un lenguaje propio, dialógico y desaprejuiciada; en estos años he leído textos críticos muy interesantes, explorativos y sugestivos. Me agrada sobremanera el libro “Poéticas del flujo: migración y violencia verbales en el Perú de los 80” de José Antonio Mazzoti. Más o menos es una armonización de varios enfoques para dar una lectura más socioculturalista.
¿Qué desearía usted pedirle al Perú?
Que reduzcan en tiempo para ver la televisión que adormece las mentes humanas. Que escuchen más críticamente la radio. Y que se habitúen a la lectura de los periódicos. Nos falta desarrollar un hábito de lectura que nos salve de los ídolos como Magaly o Bayle. Hemos perdido la capacidad de comunicarnos razonablemente y generamos tanta violencia tanto desde los poderes como las individualidades por falta de habilidades comunicativas que tiene que ver mucho con las lecturas racionales de los mensajes cotidianos.


*Bladimiro Centeno es ante todo un reconocido escritor puneño. Estudió Literatura y Lingüística en la UNSA de Arequipa. Es colaborador en varias revistas nacionales con artículos de crítica literaria y cuentos de gran factura. Ejerce docencia en la UNA-Puno.

22 oct. 2009

JOSE DOMINGO CHOQUEHUANCA

Nació el 4 de agosto de 1789 en Azángaro, fue registrado como hijo de Roque Choquehuanca y María Mercedes Béjar; sin embargo, su verdadero padre fue el Canónigo Gregorio Choquehuanca, quien lo llevó a Chuquisaca después de recibir el bautizo. Estudió en Arequipa y en la Universidad San Francisco Javier de Chuquisaca donde cursó estudios de Jurisprudencia optando el título de Derecho, en 1812 y abogado en 1815 a los 26 años (1817). Retorna a su ciudad natal y es nombrado Justicia Mayor (Juez de primera instancia). En 1821 viaja a Lima a entrevistarse con el Libertador San Martín con quien coincide en las ideas libertarias, porque así fue educado, bajo la orientación de Jacobo Rousseau y los enciclopedistas franceses. De regreso de Lima forma la Logia de los 10 en Azángaro en apoyo de la independencia del Perú. Al paso del Libertador Bolívar hacia el Alto Perú, en 1825, lo saluda con un discurso denominado: 'La Oración de Pucará', conocida entre las 10 más significativos discursos pronunciados en toda la historia de la humanidad. La mayoría lo conocen por ese dechado de elocuencia. Choquehuanca tuvo una brillante participación como parlamentario y político. Es elegido diputado por Azángaro en 1826, Presidente de la Junta Departamental de Puno en 1828, Subprefecto y Prefecto. En 1832 es elegido Senador; participó en la formación de la Confederación Peruano-Boliviana en 1836. Como autor e intelectual publicó, en 1933, 'Ensayo Estadístico de la Provincia de Azángaro'; una obra primigenia acerca de estadística por lo que es considerado como precursor de la estadística en América, obra que fuera reproducida por orden del gobierno y distribuida en todas las provincias del Perú. Publicó un Reglamento de Minería y la necesidad de crear una escuela de Minería en Puno. En 1845, en el Cusco, publica una obra acerca del 'Régimen Complementario', en la que plantea reformas constitucionales y la formación de centros de preparación para legisladores que fueron adoptadas en las constituciones de Uruguay y Suiza. En el Gobierno de Castilla le fue ofrecido el Ministerio de Educación, por su avanzada edad no aceptó. Falleció el 14 de febrero de 1858 a los 69 años

21 oct. 2009

ENTRE DOS AMORES: Fernando Cáceres Jara

Por: Albert González Farran*

La vida es como la bola de una ruleta que nadie sabe dónde se detendrá. Y la de Fernando Cáceres ha encontrado destino en el Reino Unido, donde por las cosas del azar le ha llevado a ganarse un lugar de prestigio, no sólo como pintor, sino también como restaurador de grandes obras históricas. Entre su legado, guarda celosamente una doble página que le dedicó el prestigioso periódico británico The Guardian donde aparece restaurando tres piezas centenarias del Museo Industrial de Bristol (donde ahora reside).

El intenso trabajo que le lleva su actividad profesional y artística le impide visitar su Puno natal tanto como querría. "Apenas vengo acá una vez cada dos años", lamenta. Pero esto no impide que siga de cerca la actividad creativa de su país e incluso participe en exposiciones colectivas. Además, mantiene su empeño en reconvertir la casa de su familia, en Jirón Libertad, en un museo histórico. Durante años ha ido conservando y recuperando objetos de gran valor histórico que la gente de Puno ha querido botar. "Algún día abriremos nuestras puertas al público", promete.

De carácter tranquilo, afable y meditativo, Fernando Cáceres salió de la Univesidad de Puno para graduarse como restaurador en el Instituto de Arte de Londres. Siempre ha fundamentado su producción artística en un cuidado análisis de las leyendas, los mitos, los ritos y la sociología andina, transformando la tradición oral de la gente en una obra de arte visual de estilo contemporáneo.

"En mis pinturas, los colores se definen por su significado", dice, "combinándolos con las texturas me permite crear un lenguaje completo". Para él, la creación de una obra pictórica requiere el mismo esfuerzo intelectual que escribir un libro. De hecho, él aspira a crear, con sus obras de arte, las historias particulares de opresión, supervivencia y resistencia del pueblo andino.

Cuando alguien le pregunta si le gusta más pintar que restaurar obras antiguas, él nunca responde. "Es como si me obligaran a elegir entre mi mamá y mi papá", argumenta. Le fascina explorar entre las técnicas que se utilizaban siglos atrás y de hecho esto le sirve después para adaptar viejas ideas a su propia creación. "Desde que estudié restauración", reconoce, "mi trabajo ha dado un giro".
FUENTE¨Diario los andes

9 oct. 2009

la voz de los silentes de Fernando Chuquipiunta Machaca


Escribe: Alan Ever Mamani Mamani.

El paso del tiempo suele dar perspectivas y sentidos a muchas cosas, en especial cuando nos aferramos a las novísimas voces que, como tales, forman parte de nuestras inquisiciones imperecederas. El notable poeta huancaneño Fernando Chuquipiunta Machaca, publicará en los próximos meses su cuarto libro denominado “La voz de los silentes “con el sello (Ediciones Lecio: 2009). Ahora es una ocasión sumamente importante para que nos hable sobre su nuevo libro de poemas.

¿Por qué el título, la voz de los silentes?

Evidentemente, he palpado el dolor humano de esta sociedad hostil, es decir, desde el fondo de mi corazón expreso una voz ausente que está presente en todas las latitudes del hemisferio solar. Tengo 22 años trasmutando esferas y. por ello, deshojo margaritas.

*SILENTE*
Me he clavado
a menudo la espada,
con una cresta en las olas,
para luego saber
la voz de los silentes.

No creo haber
imaginado otra esfera
inconmensurable
en mis sueños.
Solamente sé que
la gnosis alzo vuelo
por los extramuros
más extensos del edén.

Nací más que la rosa
sin embargo el halo
de las tinieblas
se empozó sobre mi cuerpo

3 oct. 2009

Poemas de Roxana Crisólogo






















Se busca la ola
la voluminosidad perfecta
el ojo del agua

hay una dimensión masoquista
una especie de riesgo
en esta curiosidad
una ansia enfermiza por regenerar
lo que no se puede
verdadero amor por lo que no se repite



te desplomaste en el albedrío del aire
rodaste como una canción desmedida
en los textos más complejos del agua
en las arañas de luz que las palmeras
arrancan de una multitud
acordonada de pájaros
sin estación ni orilla

es tierra firme la playa
el mar su mundo interior
los nudos y voces que el faro
anticipa
en círculos y vitrales
de amaneceres borrosos

escenas de una vida aparente
en la lentitud de los techos
de una inclinación mortecina que arde

y sin embargo una lluvia invisible
tiende su espalda
jabonosa para cepillarla
la música
se arropa en su mundo
interior

alguien se ofrece para leerme el tarot
las estrellas digo compañera
no creo en aquellos cartoncitos pintados de rojo
pero reconozco sus dedos
tu pasión
aquella luz




el muchacho del cabello de colores
esconde su torso
en su caparazón de tortuga
el sol desbaratará sus aletas
cedidas al abandono de la arena
y la arena formará ecos turbios
de un cuerpo
desvanecido en la playa

Montañitas
las olas rasguñaban el cielo teñido
de nubes

corrías tabla
pero también el tiempo corría
sobre la cresta
de algo inalcanzable
y la tabla descendía
acercando distancias

la mirada puesta
en las olas
te hace vulnerable a aquello
que no se repite

la posición segura
es el equilibrio
de las aves

aun no he aprendido la técnica
y una y otra vez no una
sino más olas
me golpearán las espaldas

bambolearse
sobre lo que te coge inadvertido
someter
ese es el destino del surfista

acariciar el espinoso rastro del mar
luego sabré poner los pies
sobre la tierra

aplastar su pico de garza


*Roxana Crisólogo (Lima, 1966) Poeta y activista cultural. Publiqué los poemarios Abajo sobre el cielo (1999), Animal del camino (2001) y Ludy D (2006). Soy coautora de la antología de poesía escrita por mujeres sobre la violencia política en el Perú, Memorias in santas (2007) y de los proyectos de videopoesía Poéticas visuales de la resistencia y Poéticas visuales del exilio (2007 y 2009). Gracias a la beca Álvaro Mutis de poesía me encuentro como escritora residente en Casa Refugio Citlaltépetl en la ciudad de México.

Poemas de Leoncio Luque



















CUARTO OSCURO

cuarto oscuro cielo estera
silencio de velas desgastadas en tus ojos
ojos lamiendo caobas maderas pútridas
enjambre de polillas furiosas
en esteras deshechas purificando la ciudad

cada noche trazo sueños en la esquina
busco el dulce lamentar
de una canción andina

tu rostro se anuda en mi aliento como eco
tus manos se posan en mi sudor ácido para atrás
yo palpo el murmullo
carcomido en pequeños espacios
de sombras
sobre la arena blanca

yo soy el fantasma que viene
del viento con la puntualidad exacta
en la punta del dedo

soy el que goza el tiempo y
se vuelve muerto en silencio
en línea recta

la emoción del mundo me despierta
la soledad
la soledad
es este cuarto en mis ojos
sobre esta página blanca

el silencio atrapa
nos pierde
y nos despierta en espacios ajenos
donde se pierde tu mirada

la señal de tus labios
se carcome
y tú me obsequias un beso
al cual ingreso como ráfaga de viento disuelto


RECUERDO DEVASTADO


duele lo inevitable
lo nuestro
como este cuerpo remoto e infinito
atado al viento

duele la húmeda inmensidad de tu cuerpo
encallando en tardes de verano azul
duele la tarde oscura danzando
atascado en el viento
duele la mejilla de quietas playas
lleno de sueños en pedestales de angustia

duelen estos ratoncitos de minúsculos seres
relamiéndonos el alma
que nos observa
duele este siglo que se quiebra y se acaba
y nos envuelve en la soledad
del vacío la nada
duele esta muerte atrapada en tus ojos

duele todo
el pasado que no sabemos descifrar

duele la hoguera funesta apagado de un manotazo
duele esta depresiva vaciedad del universo
los ojos de este inmenso cielo
el viento la memoria tallada
encendido bajo el mar que
preguntan de tu pasado

duele
a fin de cuentas
no saber quiénes somos
caminando en el rumor de la gente
como voces mayúsculas de antología

*Leoncio Luque Ccota. nació en Perú (Puno – Huancané) el 02 de abril de 1964. Siguió estudio de Economía en la Universidad Nacional del Callao (1985) la misma que abandonó un año después, para seguir estudios de Educación en la especialidad de Lengua y Literatura en la Universidad Federico Villarreal.
Publicó los poemarios Por la identidad de las imágenes (1996), En Las grietas de tu espalda (2001) y Crónicas de Narciso (2005). Estudió Maestría en la Universidad Nacional Enrique Guzmán y Valle (La Cantuta). Es docente y bibliotecario; además de promotor cultural

Eddy Sayritupa Flores*

La ciudad es un ave con plumas de luz,

Hayuvé que el silencio concibió un sol rojo

un lago azul del tamaño del ojo de un Dios.


Eddy Sayritupa.

Escribe: Walter L. Bedregal Paz

Eddy Oliver Sayritupa Flores


(Huancané, 1974)


Abogado de profesión con estudios en la Facultad de Ciencias jurídicas de la UNA – Puno. Dos elementos pueden ser antagónicos, diré que: Sayritupa, es la que un poeta amante de las cuestiones filosóficas, poseedor de abundante don de la palabra, entonces, uno sería, el afán de precisión conceptual lo cual lo vuelve inelegante, iterativo, en las frases que metaforiza, muchas veces; la segunda, el flujo verbal desvirtúa las ideas o las engendra falsas.

Ha obtenido el Primer Puesto, (compartido) en los II Juegos Florales de la UNA – Puno, 1993; Primer Puesto del Concurso literario Nacional “Canto al Lago”, categoría estudiantes, organizado por el PELT, 1998. En el 2007, en el Concurso Regional de Cultura Organizado por el INC Cusco, logra una mención en el género de Poesía.

Como pensador, Sayritupa tiene una ventaja sobre la gran mayoría, de los que entre nosotros estudiamos, aquello de las cuestiones filosóficas, de un conocimiento del verso, inmerso de evoluciones del pensamiento nuestro. Sayritupa, leyó y conoce a los grandes maestros y afronta los problemas con criterio independiente, no por el hecho de que haya sido elegido junto a Simón Samuel Rodríguez los únicos de aquella generación de finales de siglo y ser antologados en una publicación de Omar Aramayo, lo hace diferente, extremo, no, al contrario, lo único que ahora lo inquieta es aquello que muchos poetas y críticos ven con preocupación, la mayoría de los poetas a la frontera del capitalismo centralista, están huérfanos de un medio donde puedan adoptar sus versos, todo, y siempre fue – espero que no sigan así – por la desidia de las autoridades y la falta de un programa ha realizar, de buen grado que se dedique a este oficio.

Por lo tanto y pese a haber sido finalista en el COPÉ INTERNACIONAL de Poesía 2007, es un pensador que con toda su gran fuerza espiritual (ama la verdad) ama mucho más el bien y estima la ciencia como una versatilidad que tiende a la acción.


VIAJE

Hemos viajado

por el sendero de tus palabras

en las barbillas blancas

de una paloma silvestre,

envueltas en una ola tibia

de tus labios.

Tras el perfume agreste

de tu sonrisa herida.

Hemos cruzado

ríos septentrionales.

Y océanos aromáticos.

y al llegar a tu corazón

reímos con las auroras

hasta descansar

en la melodía de tus movimientos,

hasta reposar

en un pétalo anaranjado

de tu alegría

hasta gastar a besos

la noche en un rocío


I

Aquí

Una hora rodó de tus articulaciones.

Parpadea el fuego su maternidad

El vaho de mi corazón tibio que os ofrezco, escarcha.

Los ojos helados, desvelan las llamas.

El cráneo descuadrado truena.

La ceremonia comienza

el Wilanchu inciencia el corazón subterráneo

el cráter pulmonar de Kapia

Suda el manantial de su antigüedad.

flota la superficie en los alvéolos de la luz

el amanecer es flor y carne

la mesa extendida al sol

Imploramos.


III

Yo vi sobrevolar a la lluvia

en forma de ave

fíjate,

llevas el mismo pico,

el plumaje, los ojos oscuros,

las patas largas sujetando a la luna

ese cielo poblado de escamas

esa rama salida del pasado

con sus hojas enormes cielos

colgando soles como ojos de quinua

poblando la ciudad que llevas dentro.


IV

Si viajas

no viajes en una ave ni en un pez

corre y te saldrán alas como escamas

como banderas de la vida flameándole al cielo

quedará atrás la noche, atrás la vida.

Si viajas.

Fíjate que estés vivo

que esté lloviendo y sea tarde

que mientras viajes se fragmente la presencia

y vayas dejando gotas de noches,

gotas de días como sueños.

Fíjate que la luna esté prendida

y tus ojos estén mirando desde allí.

____________________________


(**) Parte de este texto está inmerso en el libro Aquí no falta nadie, antología de poesía puneña de Walter L. Bedregal Paz. Grupo Editorial "Hijos de la lluvia" & LagOculto Editores. 2008.

Coloquio literario de Huancané fue un éxito


El 17 de los corrientes cuatro renombrados escritores estuvieron presentes en el auditorio de la Unidad de Gestión Educativa Local de Huancané (UGEL), disertando sobre literatura actual de la ciudad lacustre de Puno.

El primer coloquio literario denominado “Más Allá de las Hermenéuticas de la Literatura Andina”, se desarrolló con el objetivo de coadyuvar al público en general, a fin que tenga un conocimiento cabal del quehacer literario de los escritores y motivar a la lectura a la población huancaneña.

“La literatura puneña no ha tenido un tratamiento adecuado por parte de las autoridades gubernamentales, por lo que es necesario crear una política cultural coherente, plural y renovadora, acorde a la nueva y compleja, realidad socio-cultural del Perú profundo y frente a los desafíos del siglo XXI”, mencionó a este matutino Fernando Chuquipiunta Machaca, organizador del evento cultural.

Entre las emblemáticas figuras se encontraron el novelista Feliciano Padilla Chalco (Puno), el narrador Jorge Flores Áybar (Puno), el poeta Boris Espezúa Salmón (Juli) y José Paniagua Núñez (Puno). Asimismo, los escritores ofrecieron conferencias y recitales. Abordando temas de poesía, cuento, novela y tradiciones andinas.

De la provincia de Huancané surgieron grandes figuras como José Luis Ayala, Gloria Mendoza Borda, Julio Abelardo Luza Gironzini, Leoncio Luque Ccota, Gabriel Apaza Mamani, Fidel Mendoza Paredes entre otros.

ADEMAS: 1. La literatura escrita u oral fue el tema primordial que expusieron los escritores en el coloquio. 2. La poesía de fin de siglo fue uno de los temas que impactó al público asistente, disertada por el abogado y poeta Boris Espezúa Salmón.

Homenajes a periodistas de Puno


Los miembros de la Red de Periodistas Intercultural Bilingüe de Puno recibieron un homenaje especial por parte de la Dirección Regional de Educación (DRE) en mérito a la contribución que vienen haciendo en el debate del Proyecto Educativo Regional (PER) y el Proyecto Curricular Regional (PCR).

En una reunión de confraternidad apoyada por CARE-Perú se hizo la reflexión respecto a la labor de la prensa en el desarrollo local, luego del cual se procedió a la entrega de diplomas a los periodistas, a propósito de celebrarse el 01 de octubre el Día del Periodista.
fuente:El diario los andes

20 sept. 2009

La persistencia poética de Leoncio Luque




Por:Boris Espezúa Salmón.

Leoncio Luque Ccota nació en Puno, en el año 1964, estudió en la Universidad Nacional Federico Villarreal, en la Facultad de Educación, especialidad de Lengua y Literatura, en 1990 funda el grupo “Noble Katerba” que reúne a poetas principalmente de raíces provincianas. Rodeado de una intensa actividad cultural Leoncio Luque edita en 1996 su poemario “ Por la identidad de las imágenes” y en el año 2001 “ En las grietas de tu espalda”, pero recientemente en ediciones del grupo de Noble Katerba afines del 2008, nos obsequia el poemario “ Crónicas de Narciso” y un texto que no es sino la muestra del trabajo poético que desarrolla el grupo Noble Katerba titulado: “Persistencia Vital” ediciones Casa Barbieri Editores. Como se evidencia se trata de un paisano nuestro que viene trabajando en el difícil oficio de la poesía y que puede estar logrando un sitial en el proceso de las poéticas que realiza Puno en el contexto nacional. Para conocerlo más centrémonos en su trabajo poético. Del poemario “En las grietas de tu espalda” que es un texto de viaje interior del poeta en caminos de interrogantes ante los estertores de la angustia y el conflicto donde él mismo se responde a través de crepúsculos que se desprende del revoloteo de una mariposa o la fulguración del agua que fluye entre el dolor y el amor, como seña la contratapa del libro. Es un conjunto de poemas que al decir de Enrique Sánchez Hernani: “Es una poesía de rara iluminación, la demostración de que en tiempos aciagos es posible buscar la luz”, podemos citar el siguiente poema: “Grietas”. “Se adivina la eminencia del miedo en el pico más alto/La cría de un pájaro es un insulto a la naturaleza/ El insulto está más cerca en la queja que se repite cada día/ y pesa tanto la bóveda en tu espalda/ con esta nueva presa que viene del mar. Y pesa tanto el aire como el aleteo del mar/ Y es imposible fabricar los nidos en estos lugares/ que aprovechan los pájaros, para detener el vuelo/ en la grieta de tu espalda”. En este poema el poeta se refiere a las grietas como vacíos existenciales, y más precisamente al desdén al referirse a las grietas de tu espalda, en un medio como Lima, los sentimientos y las vivencia provincianas son transmutadas en exclusión y burla, por lo que es difícil que el cargamento de las visiones a la naturaleza que tiene un misántropo como quien vive en ambiente como Puno, sean apreciadas por una ciudad que crea mas bien el miedo, el desdén y la confrontación. En los poemas que contiene este opúsculo, Leoncio Luque se referirá a esos cambios que deben de venir desde las esencias y las diferencias de este Perú escindido culturalmente.

Del libro “Crónicas de Narciso” que es la última entrega personal que nos hace llegar Leoncio Luque, reafirma una poesía de desarraigo, de una imprecación urgente por los cambios, del desconcierto que se vive en la urbe, que contrasta la propia identidad de personas como Leoncio expuestas a permanentes conflictos culturales y existenciales, dada su sensibilidad humana y provinciana, no ofrece concesiones a la alienación. Tenemos versos como: “Aquí somos dos entre varios colgados del cielo/ luchando en el abismo.”(…) De nada sirve estremecernos y levantar las manos/ la imagen del mundo con su metafísica conciencia nos mece en alabanzas de confusión. (…) El latido moldea nuestro llanto y nos persigue/ por los años que nos falta vivir en el desarraigo”. De nada sirve vivir sino hemos tenido tiempo/ para reconocer nuestro pozo interior/ que se extiende/ como máquina de guerra, nuestra imagen duerme en un charco de sangre/ y refleja nuestra muerte”. Estos versos son una clara muestra de que poco estímulo puede haber en una persona que se vé envuelta en violencia, en adversidades bruscas y donde la muerte es una presencia cercana que descolorea el cielo gris de Lima. Los afectos entumecidos, las miradas ausentes, y el tedio que hace su festín. El poeta es un ácido critico del escenario de deshumanización, competencia y lucha que es la sobrevivencia en Lima, es otra voz del migrante, de aquél que no se desarraiga, y contrariamente fortalece su identidad, es una voz que busca no ser asediado por el desconsuelo ni la agonía, y para ello el poeta se aferra en la familia en su labor de educador, en el desafío cotidiano que como peruano debe librar día a día para asirse resistentemente en su pasado, en sus imágenes detenidas en su memoria que lo salvan de un mundo, que lo emplaza seguir escribiendo como una forma de combatir los problemas. No se crea que el poeta sólo tiene poemas en el escenario limeño, también hay poemas que aluden al ambiente sureño, como “Sequía en Puno” donde se respira puneñidad con los poros abiertos a su ethos existencial del autor. En otros poemas como “Ciudad en Llamas” Leoncio Luque sigue describiendo una ciudad que evapora sus propios miedos y espantos: “La calle silba sonidos dispersos que encierran en huellas hostiles que te condenan al desastre/ Las palabras espejos de conciencia logran asir imágenes para no perder la vida/ Aquí somos naúfragos cruzando el mar/ somos vapor ionizado de sombras, alcanzado la calle en fragmentos, caminos curvos que se alejan/ el soles un fantasma de la noche que muere al final de nuestros días” La poesía social, es una vertiente en el quehacer poético en el Perú que es inevitable abordarlo, principalmente quienes como Leoncio Luque al estar formados en educación entienden que la sociedad es la verdadera fuente de la forja de una persona, y por otro lado el lugar que tiene el poeta debe ser también de ser no sólo testigo de su tiempo como lo señalaba Neruda, sino protagonista, es decir que su lucha es también una lucha por la humanidad, por hacer del referente de la realidad un espacio donde pueda ser coherente hacer poesía, y esa poesía hacerla vivible que para poetas como Alejandro Romualdo, Efraín Miranda o César Vallejo debería ser una creación de conciencia moral, una invitación a reinventar una nueva humanización en base a las bases mínimas de convivencia en valores, de respeto al prójimo, y de tolerancia e interculturalidad entre peruanos. Por ello, es que ante este escenario que no ha cambiado en las últimas décadas se dieron grupos como Hora Zero, como Kloaca, que eran cuestionamientos al sistema, al centralismo hegemónico que colisiona con la heterogeneidad y formas alternas de plantear una genuina literatura peruana.

La revista “Persistencia Vital” que muestra los trabajos poéticos del grupo Noble Katerba, nos revela poesía de Armando Agüero, Raquel Alvarez, Johnny Barbieri, Manuel Cadenas, Roxana Crisólogo, Leoncio Luque, Gonzalo Málaga, Pedro Perales, e Iván Segura, es un collage de versos que en su presentación se señala que:” Reúne trabajos de hace 20 años como también trabajos recientes, y que el grupo se preocupó por evadir las ilusiones y falsedades que la generación traía consigo: La generalización indiferenciada, la ideologización, la futilidad del lenguaje, el estridentismo, la figuración, el mesianismo, los gestos retóricos, Etc, aludiendo a Octavio Paz que reclamaba la necesidad de que cada generación debía crear su propio lenguaje, por lo que la apuesta es por algo más racional, enfrentando a la literatura en forma más consecuente” Algunos de los poetas reunidos en esta antología, coinciden en su postura crítica de la urbe al igual que Leoncio Luque, Roxana Crisólogo tiene un poema destacable dedicado a Víctor Humareda, leemos: “Sobre tu cielo achorado/ díme que cuadros nos dará la razón/ qué tipo de precio tiene éste suelo frío acobardado/ En la ciudad postrada suelo abordar el pasaje que no lleva a ningún lado, /tocando la luna de los espejos rotos de las bisagras enmarañadas/ de las copas con ojos vacíos. Sólo para alcanzarlos me apresuro” Por lo pronto podemos decir que nos complace que Leoncio Luque esté escribiendo con mayor intensidad y compromiso, y que el grupo Noble Katerba, pueda engrosar las acciones que desde Lima o desde las Provincias, se trata de mostrar un país diverso, rico en producción literaria y calidad y siendo fieles a si mismos, y que se pueda romper ese cánon por el cuál se crea una mente tubular de creer que sólo de modo hegemónico es posible la literatura en el Perú, cuando su riqueza está en la heterogeneidad y el pluralismo.

La poesía como una razón humana


por:Gabriel Apaza Mamani

En estos tiempos de “poetas puristas” casi no quedan los “intelectuales” que consideren que las continuas huelgas de los obreros y campesinos tienen una justificación y un fin meritorio. Que consideren imposible, que el gobierno que se halla depositado en las manos de veinte o treinta individuos, se metiera a saco las acciones de todos los ciudadanos, cercenara sus iniciativas, aniquilara sus industrias.

Poetas que asuman que los gobernantes tienen miedo de que el pueblo, de pronto, se dé cuenta de que lo están engañando. Que por eso preparan grandes desfiles militares, así como en los tiempos de Nerón se ofrecían espectáculos llamativos en el Circo para que los romanos rumiaran resignadamente su miseria.

Ahora no hay cristianos para sacrificar, y los leones han sido prácticamente borrados en los continuos safaris que los gringos organizan dentro del territorio de los negros. Pero los gobernantes cuentan con nuevos elementos: aviones a propulsión, vistosos uniformes, dólares, medallas. El pueblo, embelesado, aplaude, y por un momento se olvida de que está descalzo, de que sus hijos se mueren en la ignorancia, casi en los prolegómenos del crimen, de que sus mujeres no tienen otro remedio que prostituirse, y de que ellos mismos están colocados entre dos muros tenebrosos: el hambre o el delito.

Por todo eso Lucho Zambrano hace poesía. No es la suya una cruzada política; no es tampoco una tarea social. Es, simplemente, una razón humana. Se trepa sobre una mesa, sobre los restos de un muro derruido, sobre el silencio. Y hace poesía.

Asume que es necesario terminar con la injusticia. ¿Cómo puede hablarse de paz, de fraternidad, cuando unos hermanos, los altos, roban a los que están colocados en un nivel inferior? ¿Cómo pueden los gobernantes dirigirse al pueblo diciéndole “compatriotas”, si no los reconocen como tales o si apenas así los consideran cuando necesitan su voto ciego y sordo?

Lucho Zambrano se hizo muy conocido. Y empiezan a disputárselo. Los pobres lo quieren para ellos, porque ven en él a un nuevo apóstol, un moderno Cristo que en lugar de la paz trae la bandera de la revuelta, que en vez del conformismo predica la necesidad de batallar y de superarse, que no pide perdón sino justicia, que no implore caridad sino igualdad. Los de la siempre crucificada clase media lo califican como una esperanza, porque los que están colocados en la mitad de la balanza sienten la tentación de confiar en algo bueno, en algo nuevo. Los ricos quieren atraerlo a sus círculos para callarlo con un trozo de carne, para aquietarle las manos con monedas, para limarle el inconformismo con vituallas.

Los políticos lo señalan como un rebelde y quisieran desparecerlo, porque ven que está destruyendo sus patrañas. Y los que se hallan sentados en los sillones de poder, los que meriendan con la ira del pueblo y con la sangre del pueblo le quisieran tender una emboscada.

Pero Lucho Zambrano no los ve. Sólo ve: Las calles negras, cruzadas en distintas direcciones por diferentes angustias bípedas, que se acercan y se repelen como en una continua mascarada, las grandes barriadas de viviendas hacinadas donde el hombre queda reducido a una especie de gusano que trajina ciegamente, locamente por un panal inmenso, las minifabricas a punto de quebrarse indefinidamente inactivas ante la imposibilidad de competir con la mercadería extranjera, los policías que con su fusil comprado por el pueblo vigilan al pueblo y disparan contra el corazón del pueblo, los revolucionarios que obedecen una oscura consigna que ni siquiera son capaces de comprender, los pequeños burgueses acorazados detrás de su imbecilidad y de su abulia, los obreros con un pan y una maldición entre un talego, los dueños de los centros industriales con un automóvil lujoso y una inevitable bomba de tiempo, las iglesias en donde Dios es pesado en libras para calmar el hambre de los fieles, los hogares que a duras penas sostienen la mentirosa estabilidad del orden social, cada vez más carcomido y más próximo a desmoronarse, los ladrones que se juegan la vida como en una partida de cartas contra la posibilidad de la muerte, las prostitutas que deshojan su cuerpo todas las noches como una mentirosa margarita de amor cada vez más ajada, los alcaldes y los concejales que de tanto fingir acaban hablando como el pueblo, los políticos que siembran palabras de odio para lograr después una buena cosecha de votos, los congresistas que duermen reclinando su ociosidad sobre la espalda de los menesterosos, los gobernantes que piensan en llenar sus bolsillos a expensas del pan de cada “compatriota”, los economistas que con los recortes hechos al mercado de cada propietario estrenan un traje de colores, los dueños del país que en sus autos lujosos vigilan porque los colonos no se levanten contra la disciplina, los extranjeros que llenan de su propia semilla la parcela en donde el hombre de la patria está cultivando su esperanza, los cenáculos literarios donde las plumas de la vanidad coronan la frente de los imbéciles y de los fariseos.

18 sept. 2009

CARTA PARA ALBERTO VALCÁRCEL DE GLORIA MENDOZA BORDA






Arequipa, primavera del 2009



Hermano Alberto:

De ti tenemos esa magistral sencillez y respeto por el ser humano. Jamás sentí en ti la opulencia, el ego, jamás. Rara existencia en estos tiempos donde la crisis habita a muchos artistas y se llenan de ponzoña. Tú tienes un corazón de gorrión que canta a cielo abierto en la copa de los árboles. Tu cielo no es gris, es celeste. En tu cielo no hay nubes sino estrellas colgadas en los acantilados de tus nuevos libros.

En tus viajes continuos a esta ciudad te visité con la escritora española Lola Martínez que me obsequiara entre otros libros un sorprendente Las mujeres que escriben también son peligrosas por Stefan Bollmann. Del mismo modo te busqué con el escritor Richard Cacchione y su Rosa, te buscamos muy entrada la noche. Últimamente te visité con la extraordinaria poeta puertorriqueña Mayda Colón y su libro objeto Dosis que tomó como fuente de admiración a Carlos Oquendo de Amat. A ellos les diste tus libros. Te busqué con el joven narrador Christian Reynoso y muchos otros escritores de las nuevas generaciones como el poeta Carlos Quenaya. Entonces puedo decir, misión cumplida. Mientras otros poetas llegaban a esta ciudad en busca de Efraín Miranda, yo mostraba la imagen y la poesía de un hermano de mi generación. Yo quería que estuvieses bien atendido, me contacté con José Luis Ayala. Se consiguió. Misión cumplida, gracias Amarilis. Gracias poeta Erna Aros de Chile, me nombró mariposa mensajera porque yo era el nexo de saludos, cartas de preocupación, incluidos poemas dedicados a nuestro poeta. Gracias Winston Orrillo, gracias por tu llamada. Gracias Jorge Florez Aybar, por todo el respeto y admiración que le tenemos al poeta Alberto Valcárcel.

Pertenecemos a la misma generación de escritores puneños. Eres fiel amigo de los que conformamos al finalizar los 60 uno de los grupos más recordados de Puno, las Promoción Intelectual Carlos Oquendo de Amat. Allí nace tu intensa amistad con José Luis Ayala, Omar Aramayo y otros. Una amistad que nos persigue como cuando me consterné al extremo el día que me contaste, que los demás pacientes en el Hospital tenían Televisión y tú no. Se había percatado de este detalle José Luis y a la noche siguiente la generosa Norita estaba en tu habitación con un Televisor recién comprado. Ese gesto de hermandad va más allá de lo cotidiano. Es una muestra de cariño más allá de la sangre.

Cuando yo terminaba colegio en Juliaca, tú nos esperabas en el Café Dorado, allí acudía con otras amigas para conversar de poesía, fue en 1967, todavía recuerdo el año. La nuestra es una hermandad limpia acompañada de otros poetas que transitan en busca de más palabras y otros libros; 42 años después supervive el Café Dorado en Juliaca, nuestros rostros ya no son los mismos, el espejo del lago nos ha cambiado físicamente, muy adentro seguimos siendo los jóvenes que buscábamos la tertulia, la amistad. Hace pocos años coincidimos en Juliaca tres escritores convocados por René Calsín Anco en un Encuentro Internacional de Escritores, la Municipalidad Provincial de Juliaca nos nombró Hijos Predilectos a tres escritores: Alberto Valcárcel, Carlos Calderón Fajardo, y la que te escribe. Nos dieron las Medallas de Oro a la Cultura. Así la vida pasa y nos entrega sorpresas. Muchas veces recordé que nosotros los poetas de mi generación nunca fuimos parricidas en la literatura. Respetábamos a nuestros escritores mayores como Oquendo de Amat, Gamaliel Churata, Alejandro Peralta, Mercedes Bueno Morales, Efraín Miranda, Luis de Rodrigo, etc.

Celebro a mi generación, aquella que deja una verdadera estela de una nueva poesía en la historia para Puno y el Perú.

Gloria Mendoza Borda (Poeta Peruana)


ALBERTO VALCÁRCEL (Por Erna Aros, poeta chilena)

I

Mariposa mensajera,
hay Chasquis, palomas, halcones,
aviones, barcos, carteros,
pero sólo una mariposa carga en sus alas un poema

Si hay mucho viento norte,
baja al jardín y refúgiate bajo un manto de violetas,
que no se mojen tus alas…
guárdate para llevar mi mensaje

II

Alberto, esta alevilla lleva a ti mis palabras,
será nuestra albacea y celestina…

III

No te caigas querido poeta
agárrate de mi mano
aún hay fuerzas para alzarte sobre
esta cornisa que nos da la vida.

Soy quien te envía un soplido de aliento
que me quedó escondido
dentro del bolso de cosméticos
ese día que regresé del nosocomio público

Ahí estaba la loca sidosa que no sabía
que su útero quedó en un frasco para los deshechos sanitarios.

La desvegigada orinando por un tubo
que termina en una bolsa plástica no eglógica.

La adolescente de aborto clandestino,
que no la dejaron tomarse la píldora del día después

La puta que se esteriliza para no parir hijos sin padres.

Y yo que salí enroscada, ahuecada de mi vientre,
después de pasar no se cuantas noches en la sala de las desuteradas
sin parir el hijo del hombre de mi vida

Todas sobrevivimos aquel dolor

V

Alberto, no me has enviado una palabra

Me contó nuestra mariposa que estabas muy cansado
y no tenías a mano la pluma de tus baladas
por ello el mar está furioso,
sus olas golpean una y otra vez mi playa.

Desde el balcón de mi palomera
se muestra la noche negra rota por los faroles de las calles
y sólo diviso la espuma de esa masa de agua
que como postal se abre entre los edificios que rodean mi morada.

En un momento llegó a mí
el ruido de tambores de los danzantes
que le bailan a la Virgen del Carmen por tres días
en una pequeña iglesia que esta en la población de los pobres.

Esos pobres que llegan con plegarias para sustentar sus vidas,
algunos danzan incansables expiando culpas leves
otros llegan arrastrándose hasta llegar los pies de la madonna
pidiéndole perdón, el milagro de la salud, la lotería
y mil cosas que sus almas dolidas necesitan

Me uno a ellos en el pensamiento y en sus peticiones.

Después me culpo
de ser una burgués feligresa que ora en la tranquilidad de su casa
acudiendo a lo divino sin hacer el esfuerzo de esos danzantes
y para expiar mi propia simpleza de creyente prendo un candil
en el pequeño altar que hay a la entrada del pasillo
dejando entre todos mis santos la luz que lleva tu nombre
en eso no miento, tu imagen Alberto
llena mis paredes.

Hemos muerto tantas veces
que una vez más, no importa.

No sé si ya ha pasado la noche, si es madrugada o amanecer

VI

No sé si ya ha pasado la noche, si es madrugada o amanecer
Me he dado cuenta hace unos minutos que los giros del
reloj no tienen importancia

Pasa un ebrio gritando palabrotas bajo mi ventana
mientras leo el mensaje de mi loco y bigotudo amigo Gastón
que dice “El maestro ordena
no morir lentamente a esta hora indescriptible”

Se me hace difícil acatar su mandato
porque siento Alfredo tu lucha contra la muerte

VII

Tengo escondido el tiempo
para cuando sienta que se va la vida sin poder contenerla
He guardado mil días dentro de un especiero de arroz
para llegar a ti poeta
un día manso
abrigando miradas resucitadas
y cantar bajo la garúa de otoño
en la plaza de Lima

Donde las hojas mutan del verde al rojo, del rojo al amarillo,
y caen
dejando desnudos los árboles y un jergón sobre la tierra.
Por ti caminaré descalza sobre ese manto
cubierta de hojas a tonos de otoño
que huelen a los días felices de mi niñez.

VIII

Dejemos que eso nos ocurra,

Llévame a bailar al bar de mala muerte
donde canta el ebrio que cruza por la calle
aun borracho hasta los tuétanos
las cuerdas de su desvencijada guitarra
expulsan consumados sones que invitan

Tal vez tu huesudo cuerpo
y mis ojos, origen de manantial cada ocaso
necesiten la fragilidad de un bolero
en la esquina del oscuro salón.
a veces la noche me permite la palabra
y me decida hacerte insinuaciones incorrectas
como escribir una línea,
una palabra tú, una palabra yo
con plumas de colores
hasta terminar la página de la noche,
hasta ver el alba
  • radio en vivo

    -

    CUANTOS VAN

    Followers