8 ago. 2011

A PROPÓSITO DE “EL ARRIBO DE UN ÉXTASIS VIOLENTO” DEL POETA PERUANO CÉSAR PINEDA QUILCA POR JOSÉ MANUEL LUQUE TACO.


Por: José Manuel Luque Taco

EL ARRIBO DE UN ÉXTASIS VIOLENTO (TORO DE TRAPO Editores, 2011) es la ópera prima de César Pineda Quilca. Desde los inicios del poemario el poeta unifica texto, imagen y una descarga de emociones que lo vuelve único y delirante de principio a fin. Porque en la poesía, y especialmente en éste, se puede ser violento en el sentido apasionante de las palabras, esas que te rondan, te envuelven y te atrapan. En cada una de las tres partes que conforman el poemario el poeta se desdobla. En primer lugar, como un hombre que recorre y vive todo lo terrenal y humano: amar y no ser correspondido, ya sea de una muchacha real o sencillamente de una musa que aparece entre sueños. (Como es el caso del amor). Y en segundo lugar, es un semidiós, porque todo lo ve, todo lo siente y porque todo lo sabe. Es justamente aquí, la riqueza e importancia del poemario, porque hace suya la palabra letal y certera al oído ajeno. Y porque la poesía es más que un canto rodado que no termina en los labios, sino que va más allá.

He aquí 3 poemas del autor:



PULSACIÓN


Salí
Como una flecha
Disparado a buscarte
Donde, quizás,
Nunca antes nadie te había visto.
Y terminé
Más herido que de costumbre.
Vestido
Como el frío
De un parque vacío.






PENUMBRA


“Desde entonces me baño inmerso en el Poema…”
Arthur Rimbaud


Todo poema
No es más que una sombra
Que nos per/sigue a todas partes.
Una
Puerta oculta.
A veces
Nuestra única salida.






VIVIR OCULTO


Cómo poder
Doblegar a la muerte.
Y seguir
Viviendo misteriosamente.
Una vez más
Oculto bajo el mismo techo.
Vacío
Como una página en blanco.

No hay comentarios:

  • radio en vivo

    -

    CUANTOS VAN

    Followers